Democrata norte de mexico

Buscar

-???-

 

coahula>

 

Enrique Martínez y Morales, linaje de ratas I

 

 


Enrique Martínez y Morales, linaje de ratas I

 

http://www.democratanortedemexico.com/

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com/



Como la memoria histórica de muchos de nosotros no alcanza a recordar los abusos de quienes nos pretenden gobernar,- en realidad servirse del poder público -, Demócrata Norte de México recupera este texto divulgado en su número 89 del 31 de agosto del 2003.

El fin; que los ciudadanos coahuilenses ubiquemos al “mártir” del servicio público, Enrique Martínez y Morales (EnMyMo), quien desde su debut en el poder gubernamental dejó constancia de saber al dedillo como desviar recursos públicos para sí y sus amigos, al igual que lo hiciera su abuelo, Enrique Martínez y Martínez, - ex tesorero municipal de Saltillo -, tanto como su padre, también de nombre Enrique Martínez y Martínez, - ex gobernador del estado-, conocido como MaryMar.

Debutado en la vida pública como recorta periódicos en las oficinas de la Presidencia de la República, con la protección de Liébano Sáenz y bajo el calor de Federico Berrueto Pruneda, Martínez y Morales (MyMo) regresó a Coahuila para ocupar la Dirección General del DIF, con la fuerza del poder autocrático de su padre, Enrique Martínez y Martínez.

Impuesto en contra de la Ley de los servidores públicos, que el propio MaryMar había firmado cuando fue Secretario de gobierno; el 13 de noviembre del 2000, Enrique Martínez y Morales (EnMyMo) fue impuesto en la oficina asistencial más importante de la administración tan sólo porque, “para mí, el DIF es una cuestión familiar”, dijo el déspota y nepotista Martínez y Martínez, desde las oficinas del Palacio Rosa de Saltillo.

Martínez y Morales, es ahora candidato a la diputación del IV Distrito local y ha dicho que será diputado, porque, “tenemos más experiencia, más preparación y tenemos más trabajo político”, sin recordar que salió huyendo de las oficinas del DIF Coahuila, que su papaíto le dio, cuando las cuentas públicas de la institución le restregaban la truhanería con la que dirigió esa dependencia. Todo el dinero al servicio de su grupo de amigos pirrurris; sólo algunas “cobijas para los pobres”.

Acompañado por miembros de su pandilla en las otras circunscripciones con asiento en Saltillo; 4 de los candidatos de los distritos electorales, son martinistas de pura cepa, con una carrera en la vida pública llena de actos en contra de los intereses comunes de la mayoría de los coahuilenses.

En el Distrito II, Luis Gerardo García Martínez, es hijo de Irela Martínez y Martínez, hermana de Enrique Martínez, el ex gobernador. Él, al igual que su tío MaryMar y su madre Irela, se han beneficiado con operaciones inmobiliarias usando el poder del estado, incluso construyendo infraestructura con dinero público en sus propiedades.

Su madre, es como su tío, uno de los depredadores de los mantos freáticos del Valle de Cuatrociénegas. Es primo hermano de Enrique Martínez y Morales.

Distrito III, Hilda Flores Escalera, fue diputada en la LVI Legislatura, por el II Distrito. Como funcionaria del gabinete de MaryMar y posteriormente como diputada, fue encargada de atender el asunto Peñoles; consistente en el envenenamiento de más de 35 mil niños con el plomo emitido por la empresa en Torreón, Coahuila.

Su participación en el asunto Peñoles, fue catalogarlo como de “dimes y diretes entre laguneros”. Y eso que era miembro de la Comisión de la Defensa de los Derechos Humanos y de los niños.

Los niños envenenados siguen en la ciudad, pero ahora ella quiere repetir de legisladora.

Distrito IV, Enrique Martínez y Morales, de él saldrá su historia publicada por Demócrata Norte de México.

Distrito V, Francisco Tobías Hernández, quien fungió como director de asistencia social del DIF Coahuila, bajo el mando de Martínez y Morales.

Después fue Secretario particular de Humberto Moreira en la presidencia municipal de Saltillo y en la gubernatura del estado

Fue de los depredadores del DIF Coahuila, en la época que lo dirigió Enrique Martínez y Morales.

Iniciamos esta serie, que retratará a una de las familias que mayormente se ha enriquecido con el uso del poder público institucional en la Historia de Coahuila, fortuna que los catapultó de simples embalsamadores de cadáveres y enterradores de cuerpos, a una de las familias “bonitas” de Coahuila.

MaryMar, al igual que su padre, aspira a construirle una carrera en el servicio público a su júnior; anhela que Martínez y Morales, siga potenciando sus peculios con el uso autocrático del poder público.

Juan Monrreal López. Octubre 18 de 2008.


Continuar Nota...

 


-???- | -???-